jueves, 18 de marzo de 2010

Conversaciones

Bueno, creo que empiezo demasiadoas entradas con bueno, pero es igual. Hoy quiero contar la diferencia entre personas. Vaya notición, las personas son diferentes, ¿a qué no lo parece en la actual sociedad? Pues sí, id aprendiendo, porque somos distintos.

Esto viene a cuento de las conversaciones que he tenido esta tarde con mis amigos. Bueno, en especial con un amigo que es hijo de unos amigos de mis padres, de nuevo volvimos a encontrarnos llendo de tiendas frikis por la ciudad y resulta que el chico también es friki y ahora volvemos a ser amigos después de años sin vernos.

El caso es que estaba hablando con él por msn y no se cómo hemos llegado a una extraña conversación llena de frases filosóficas. Me he acordado por un momento de todas las personas que se han ido de mi lado, que me han traicionado porque digo frases distintas.

Ahí está la respuesta a todo. Todos somos distintos, o al menos debería de ser así. No sé si es que el universo es eestúpido, si es que son todos unos borregos o simplemente unos cobardes hipócritas.

Hay frases tan sencillas como la realidad, tan sencillas cómo la inexistente búsqueda de felicidad, porque la búsqueda del conociemiento y noestros anhelos, incluso la búsqueda de la felicidad nos lleva a la tristeza, pero nunca podremos todo lo que deseamos, por mucho que sea un deseo altruista.

Entonces tampoco el altruismo existiría, porque se supone que los ehchos altruistas los hacemos para sentirnos bien con nosotros mismos, es pura hipocresía, y un deseo altruista no deja de ser egoísmo, porque queremos un mundo mejor para nosotros y el deseo es nuestro, ego.

Decir cosas así parece estar prohibido. Somos unamaldita sociedad de borregos que creemos estar cuerdos, unos intolerantes, unos cobardes y unos hipócritas. Mucho cabiemos el mundo, seamos honrados, pero si hacemos eso, acaberemos excluidos de la sociedad por ser diferentes.

Quizás lo mejor sea mantenerse al margen y disfrutar viendo como la humanidad se destruye a sí misma o quizás podríamos seguir las enseñanzas de Nieztsche y matar desde dentro. Seamos heroes, acabemos en el cementerio, pero nunca renunciemos a nuestros ideales por el rechazo del mundo y la maldita sociedad conformista, intolerante e hipócrita que nos rodea.

¡Ningún pastor y un solo rebaño! Todos quieren lo mismo, todos son iguales: el que siente de otro modo va de buena gana al manicomio. ][Niezsche][

La mediocridad es la más feliz de las máscaras que puede usar un espíritu superior, porque el gran número, es decir, los mediocres, no sospechan que en ello haya engaño; y, sin embargo, por esto es por lo que se sirve de esta arma el espíritu superior: para no irritar, y, en casos no raros, por compasión y bondad. ][Niezsche][ Quizás esa máscara de mediocridad nos ayude a poner fuerzas y destruir la sociedad, aunque caigamos en la batalla y tengamos que luchar desde los márgenes del universo.