jueves, 3 de diciembre de 2009

Racionalizar

Ultimamente pongo unos títulos muy cortitos, que probablemente no expresen del todo lo que quiero escribir, pero para mi son idóneos.

Esta entrada no hablará de matemáticas, aunque perfectamente podría explicar como se racionaliza y así repasaba para mi examen global que o paruebo o apruebo si quiero una nota de 5 al menos, porque voy raspada, y eso que se me da bien la asignatura.

Parentesis aparte, aquí quiero explicar un tipo de sentimientos. Es un extraño implso, racionalizar las cosas. ¿Por qué lo hacemos? Todos somos personas, todos sentimos, y sin embargo, muchos pretendemos hacer ver que no es así. Comportamientos fríos, ser bordes con los demás, y muchos otros ejemplos de esta conducta. Sentir, sentimos, y no es que seamos unos bichos raros que lo hacemos por fastidiar o algo así. No. Están aquellos que sufren el síndrome de Asperger, me remito a wikipedia, que lo explica muy bien, y estamos el resto, dentro de los cuales ay variantes, seguro.

Mi ejemplo es mi propio caso. ¿Por qué yo me empeño en racionalizar todo lo posible cualquier sensacion o sentimiento? Los sentimientos son pura química, estimulos. El amor, el sentimiento supremo, eso es lo que más me gusta racionalizar. No es exactamente que me guste. Para mostraros un ejemplo, el amor sería un estímulo captado por los quimiorreceptores, el olfato, estímulo producido por las feromonas y que se transmite por los nervios sensitivos hasta el cerebro, estimunlando el hipotálamo, que a su vez estimula la hipófisis que a suvez estimula algún órgano que segrega unas sustancias químicas cuya sensación conocemos como amor. Tamién interviene otros actores, obvio, pero es la mejor forma de racionalizarlo.

Volvioendo a la pregunta, todo es por miedo. ¿Qué otra cosa si no iba a hacernos a aquello que nos comportamos así por decisión propia? El miedo no sirve de nada. Yo sé que también lo tengo, que ahora me puede, pero es un sentimiento irracional, no podemos tener miedo de otros sentimientos irracionales, no tendría sentido ser racional entonces. Dejad de temed a sufrir o a cualquier cosa, y más importante aún, dejad de temer al qué dirán, porque muchas veces somos así de cara al público para evitar supuestos que no pasarán nunca, porque los demás también sienten.

1 comentario:

nacht_song dijo...

Respondo aquí a tu comentario es mi artículo sobre racionalizar... No sabía si mirarías en mi blog, ya que leí el comentario con bastante retraso.
En resumen, mi entrada propone la parte buena y la mala de la racionalización a gran escala por parte de toda la sociedad. Es algo horrible que sea una enfermedad tan extendida; se pierde la humanidad en parte en los sentimientos. Pero, ya que es algo común a toda la sociedad, propongo que ya no vale la pena combatirla, sino utilizarla como arma. Para defenderse de esa maldita sociedad -