jueves, 13 de agosto de 2009

Macedonia de frutas

Bueno, veamos el partido de La Roja contra Macedonia.

Hoy ha estado complicado. Empezaré por algunos fallos claros que he visto, después pasaré al segundo tiempo y por último iré a por los comentaristas.

La Selección ha empezado más o menos. La posesión era buena, dominábamos el campo y teníamos el balón, pero el ataque nos fallaba y la defensa también. Las cosas se han puesto mal con un corner de España. Toda la defensa arriba es arriesgar mucho y además esperar un fuera de juego. El caso es que el gol ha llegado por parte de Macedonia, de uno de sus jugadores estrella, el número 10, del que ahora no recuerdo el nombre porque eran todos muy complicados. La defensa estaba demasiado arriba, ese ha sido nuestro fallo. El 4-4-2 siempre nos sale perfecto, pero hoy Puyol, Arbeloa, Piqué y Capdevila, o estaban muy idos del juego al principio o es que se han ido demasiado arriba por que sí. Bueno, en este primer tiempo ha habido dos tarjetas amarillas y un par de cosas muy falsas por parte de ambos equipos. El segundo gol de Macedonia, otra duda de fuera de juego y otro fallo de la defensa, que vulvo a repetir, estaba demasiado arriba. Por la parte de los goles, algunas oportunidades al final en las que Villa se ha lucido. Dos caminos, uno con dos jugaroes que le van a cerrar el apso, otro por la izquierda de uno de los jugadores mucho más despejado, y él se mete dos veces por entre los jugadores, dos situaciones iguales, dos fallos idénticos.

En la segunda parte nos hemos lucido. Tres goles seguidos. Uno de Torres, otro de Piqué y otro de Riera. Que vaya golazo de Riera, ha sido espectacular. Ahí si que ha sido España al máximo que se puede rendir en pre-temporada. Han debutado dos jugadores, Monreal y Diego López, tercer portero. Cuando íbamos 2-3 y podíamos coformarnos con tocar y tocar, hemos decidido ir en busca de un 4º gol.

Bueno, ahora pasemos a los comentairsas. Lo primero, la capital, la pronunciaban muy rara y por último, estaban dormidos, no se si por el jet-lag o no, pero parecían en otro mundo.